OVNI SOBRE EL AEROPUERTO DE CHICAGO EL 7 NOVIEMBRE 2006.


Aeropuerto Internacional de Chicago “O´Hare”, 7 de noviembre de 2006.

Suena como un chiste bastante viejo – pero un grupo de empleados de aerolínea insiste en que no lo es, y que no están molestos en absoluto que ni sus patronos ni el gobierno les tomen en serio.

Un objeto volador voló bajo sobre el aeropuerto internacional O’Hare de la ciudad de Chicago durante varios minutos antes de irrumpir a través de las nubes con tanta fuerza que dejó un agujero bastante tétrico en los cielos nublados, según los empleados de United Airlines que atestiguaron el fenómeno.

¿Era una nave espacial? ¿Un globo sonda perdido en el aire sobre uno de los aeropuertos más transitados del mundo? ¿Una nave militar secreta? O sencillamente un truco de las luces reflejadas?

Los funcionarios de United Airlines dijeron carecer de conocimiento alguno sobre el evento – ocurrido el 7 de noviembre de 2006 y dado a conocer por más de media docena de sus propios empleados – cuando el Chicago Tribune comenzó a hacer indagaciones sobre el asunto. Pero el Negociado Federal de Aviación (FAA) dijo que su torre de control en O’Hare había recibidouna llamada de un supervisor de United preguntando si los controladores habían percibido una misteriosa nave de forma elíptica que se había colocado inmóvil sobre la Terminal C de United.

Esta conversación que tuvieron el supervisor y la torre de control son transcripciones inéditas a día de hoy, es una conversación sacada de las grabaciones de la torre de control, es la siguiente:

Torre: “Torre, aquí Dave”.

Supervisora: “ Hola, Dave. Soy Sue, de United”.

Supervisora: “¿Viste un disco volador cerca de la C17?”

Torre: “No empieces, Sue.”

Pasados unos minutos.

Torre: “Perdona, ¿en que puedo ayudar?”

Supervisora: “Hola, ya le he dicho a Dave que había visto un disco volador… encima de la C17 y ha pensado que estaba fumada. Pero no estoy ni fumada ni bebida”.

Torre: “Si”.

Supervisora: “La gente ha hecho fotos, así que si lo veis…”.

Torre: “¿Un disco?, ¿como un “frisbie”?”.

Supervisora: “Como un ovni. Si, vale. Bien”.

Torre: “Estaré pendiente. Vale. Venga adiós”.

¿Ningún controlador se percató del objeto?, y una verificación preliminar de los radares comprobó que no hubo nada fuera de lo ordinario, según Elizabeth Isham Cory, portavoz de la FAA.

OPCENTER

La FAA no esta realizando ningunas pesquisas adicionales, manifestó Cory. La teoría es que el avistamiento fue la consecuencia de un “fenómeno meteorológico”.

Subido por TaiwanSCW el 31/08/2010

Algunos de los testigos entrevistados por el Tribune dijeron sentirse molestos porque ni el gobierno ni la aerolínea está investigando el asunto. Sea lo que haya sido el objeto, bien pudo haber interferido con los radares de O’Hare y otros equipos, llegando incluso a representar un peligro de choque.

El fenómeno aéreo no identificado (UAP, el término que prefieren utilizar los investigadores actuales en vez del termino UFO), fue visto por un trabajador de la United Airlines que dirigía un avión de la misma aerolínea en la Salida C17, según el testimonio proporcionado al National UFO Reporting Center.

El avistamiento tomó lugar a plena luz del día, a eso de las 4:30 p.m., justo antes del atardecer.

Todos los testigos coinciden en que el objeto era de color gris oscuro y bien definido contra el cielo nublado. Dicen que la nave, según distintas observaciones, media desde 6 pies a 24 pies de diámetro y no tenía luces.

Algunos dicen que tenía el aspecto de un “Frisbee” giratorio mientras que otros sostienen que el objeto estaba inmóvil. Todos coincidieron en que el objeto no hacía ruido alguno y que estaba en una posición fija en el cielo, justo por debajo de la cubierta de las nubes, a 1900 pies de altura, hasta que se abrió paso entre las nubes.

Testigos estremecidos por el avistamiento

“Mi naturaleza es la ser científico, y no entiendo por qué los extraterrestres vendrían a posarse sobre un aeropuerto congestionado”, dijo un mecánico de la United que se encontraba en la cabina de un Boeing 777 que se dirija hacia un hangar de mantenimiento cuando pudo observar un objeto metálico sobre la Salida C17, “pero sé que lo que vi y vieron otros estaba claramente definido y no era un aparato terrestre.”

Otro empleado de United parecía estar emocionalmente abatido por el avistamiento y “experimentó una crisis religiosa” sobre el asunto, según un compañero de trabajo.

Un gerente de la United dijo que salió corriendo de su oficina en la Explanada B después de haber recibido el aviso del avistamiento sobre una frecuencia radial interna en el aeropuerto. “Me quedé afuera de la salida sin saber qué pensar, tratando de determinar la naturaleza de aquello”, dijo el gerente. “Sabía que nadie haría una llamada falsa como esa, pero si alguien estaba rebotando un globo sonda o cualquier otra cosa sobre O’Hare, teníamos que detenerlo debido a su proximidad a nuestras operaciones de vuelo”.

Algunos se mofan, otros investigan

Las bases de datos de los distintos grupos de investigación OVNI están repletas de casos presentados por pilotos de aviación sobre anomalías y avistamientos de aparatos extraños que afectaron el equipo de navegación de a bordo.

Si los incidentes OVNI fueron reales, o meramente la consecuencia de percepciones individuales, algunos expertos dicen que los eventos representan un riesgo de seguridad a los pilotos y sus pasajeros.

“Existen casos documentados en que la seguridad parece haberse comprometido, y nos acercamos más y más a la perspectiva de estar lidiando con un fenómeno inteligente”, declara Richard Haines, director científico de la National Aviation Reporting Center on Anomalous Phenomena.

“Debemos comportarnos de manera proactiva antes de que se estrelle un avión”, dice Haines, antiguo jefe de la oficina de recursos humanos espaciales del centro de investigación Ames de la NASA.

Haines está investigando el incidente de O’Hare. Dice haber determinado que no hubo ningún lanzamiento de globos sonda en las cercanías de O’Hare el 7 de noviembre.

“Es absurdo pensar que los militares realizarían pruebas aéreas cerca del aeropuerto”, opina Haines.

Todos los testigos del evento de O’Hare, que incluyeron varios pilotos como mínimo, dicen estar seguros – con base al aspecto del disco y sus características de vuelo – que no era un avión, helicóptero, globo sonda, ni ningún artefacto conocido por los humanos.

United Airlines desmiente el informe OVNI

No están seguros sobre lo que pudo haber sido aquello que quedó suspendido sobre el espacio aéreo restringido, pero están molestos de que nadie haya tomado el asunto en serio.

Una portavoz de United dice que no hay pruebas del informe OVNI. Dice que los funcionarios de United no recuerdan haber mantenido ninguna discusión sobre dicho incidente.

“No hay nada en la bitácora del gerente de servicio, que se utiliza para documentar incidentes inusuales,” dijo Megan McCarthy, portavoz de United. “Hice una búsqueda y no hay registros de nada”.

Los pilotos del avión de United que se dirigía a la Salida C17 fueron notificados acerca del avistamiento por el personal de United, y uno de los pilotos supuestamente abrió una ventanilla en la cabina para ver el objeto mejor, estimando que se cernía a 1600 pies sobre la tierra.

Se pudo ver que el objeto aceleró repentinamente en forma vertical a través de la capa sólida de nubes. En aquel momento, la FAA informaba que el techo de las nubes estaba a 1900 pies.

“Era como si alguien hubiese perforado un agujero en el cielo”, aseveró un empleado de United Airlines.

Los testigos dicen haber tenido dificultades en rastrear el objeto visualmente mientras que se desplazó a través de las densas nubes.

El objeto dejó a su paso un agujero de aire despejado en la capa de nubes, según los testigos, añadiendo que el agujero desapareció en cuestión de minutos. Los empleados que hablaron con el Chicago Tribune lo hicieron bajo condiciones de anonimato. Algunos de ellos fueron entrevistados por United y recibieron la orden de escribir informes y dibujos sobre lo observado.

Posteriormente se les aconsejó no hablar acerca de lo que habían presenciado.

El 95% de los casos OVNIS pueden ser explicados, desmontados, pero este caso que aporto a día de hoy no.

Como el de las luces de Phoenix, debido a la gran cantidad de documentación que se tiene de ellos, además de una gran cantidad de testigos con variada formación, demuestra que pertenecen al 5% de casos inexplicables y difícilmente  explicables, aunque las autoridades lo intenten demostrar con datos falsos o fácilmente contrastables.

By La Daga.

Fuente: Arcanamundiblog.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: