“CONEXIÓN MATRIX”. CONÉCTATE A LA REALIDAD.


La película “Matrix”, es para algunos una película de ciencia ficción, pero al igual que “Terminator”, están haciéndose realidad. Muchos novedosos inventos nos sorprenden que puedan incluso realizarse. Este es el caso de hoy, un cable que es capaz de conectar el cerebro y una máquina, igual que que hacía “Neo” el protagonista de “Matrix”.

full_1323888100113PDVD_088-med

MENSAJES

Cuando Andy y Larry Wachowski se pusieron a escribir, dirigir y producir Matrix no pensaron en el gran impacto social que se iba a producir a nivel de cultura de masas. Esbozaron un producto con muchos niveles de lectura, de ahí su alcance a amplios niveles de espectadores y estructuras sociales.

Si consideramos a Matrix nada más que como un mero ejercicio de negación de lo real, debido a la constante huida de sus personajes del mundo conocido para adentrarse en otro “aparentemente más real”, habría que preguntarse el por qué de esta negación.

Y las respuestas que me salen son: una, la posibilidad de construir otra realidad permite ofrecer una crítica del mundo desde otra óptica; dos, la negación supone siempre un no reconocimiento de lo negado afirmando tácitamente un desacuerdo.

Otra variante es el análisis de la realidad desde el exterior para poner énfasis en la distancia y poder dictaminar los problemas desde la distancia.

Lo evidente en la película Matrix es que la realidad es secuestrada, simulada por un programa de ordenador concebido por las máquinas que gobiernan a los humanos. Simular es fingir tener algo que no se tiene. Y los hermanos  Wachowski someten lo real a mero producto artificial, con unas intenciones que se aproximan a la ciencia-ficción para adentrarse en lo fantástico.

Imagen

En Matrix se observa una inquietante postura hacia la visión de la realidad, su significado adquiere un tinte hiperreal al ser lo real un significante vacío per se de contenido. La pérdida del modelo original, “la verdad, la referencia, la causa objetiva han dejado de existir definitivamente” *, por ello, el modelo es simulado en una gama amplia de simulaciones. Matrix es una variación más.

En Matrix se secuestra lo real para omitir lo evidente, suplantando una realidad apocalíptica por otra más humanizada a la vez que artificial. Y como consecuencia los protagonistas son fríos, estéticos e impolutos dentro de Matrix, vestidos con ropas negras y tejidos casi antinaturales y gafas oscuras mientras que en Zion (o cualquiera de los lugares no-Matrix) se muestran más cercanos, humanos y próximos, cuyas ropas –casi de rastrillo- distan mucho del glamour de Matrix.

El cine contemporáneo ha optado por secuestrar la realidad de manera indiscriminada, Matrix es el mejor exponente, de obviarla al fin y al cabo de toda significación posible. Convertirla en su pequeño Disneyworld y travestirla de dulces historias de arriesgados aventureros, humanos torpemente enamoradizos y marcianadas varias que representan lo real como mero trasunto para envolver el escenario del superhéroe de turno, silenciando que detrás de las patadas, acrobacias y saltos mortales existe el hombre que accede a lo real a través de su cuerpo. Y el cuerpo es tan limitado como el espíritu humano.

LA REALIDAD IGUALA LA FICCIÓN

Pensaréis que es imposible pero un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan acaba de conseguir algo que parecía imposible: fabricar un delgadísimo cable capaz de "enchufar" directamente el cerebro humano a una computadora.

matrix_conectado-660x350

 El ingenio es tan preciso que puede conectarse, incluso, a células individuales. El sorprendente estudio se publica esta semana en Nature Materials.

Crean un «cable» que conecta el cerebro a las máquinas El cable en sí es un filamento de carbono revestido de plástico, de modo que las señales eléctricas de las neuronas no causen molestas interferencias no deseadas. En uno de sus extremos, el cable está impregnado con un gel cuya finalidad es la de acoplarse a la perfección con las membranas de las células cerebrales y transmitir y recibir de ellas señales eléctricas. El otro extremo está conectado a una computadora, de forma que las señales que emite el cerebro llegan directamente a la máquina, y con una extraordinaria claridad.

"El electrodo -explica Nicholas Kotov, uno de los desarrolladores del dispositivo- tiene un diámetro aproximado de 0,007 milímetros (siete micras), mucho menos que el de sus más directos competidores, que tienen entre 25 y 100 micras".

A diferencia de los anteriores, que podían llegar a dañar las neuronas cercanas a aquellas con las que se quiere conectar, el nuevo electrodo es mucho más preciso y tiene, además, la ventaja de que el otro extremo (el que no está en el cerebro) puede conectarse a cualquier clase de dispositivo, por ejemplo a una prótesis.

La gelatina, incluso, habla el lenguaje de la célula, añade el investigador. Los impulsos eléctricos viajan por el cerebro mediante movimientos de iones, o átomos con cargas eléctricas, y las señales se mueven a través de la gelatina de la misma manera. Del otro lado la fibra de carbono responde a los iones moviendo electrones que traducen eficazmente la señal del cerebro al lenguaje de los artefactos electrónicos.

El ingenio ya ha sido probado en ratones y ha dado, hasta ahora, unos resultados excelentes. Pero los propios autores del artículo aclaran que aún es pronto para empezar a utilizarlo con seres humanos. Cuando por fin se haga, el dispositivo contribuirá a revelar un buen número de los misterios que aún envuelven al cerebro y su funcionamiento, entre ellos la forma en que las neuronas se comunican entre sí o el trazado exacto de las "autopistas" que cruzan el cerebro de parte a parte transportando la información que éste debe procesar continuamente.

Sin problemas de salud

Uno de los mayores problemas aún sin resolver es el de la duración del electrodo. En efecto, para que pueda ser utilizado, por ejemplo, con una prótesis, el cable debería resistir sin degradarse durante años enteros mientras está conectado al cerebro del paciente. Pero hasta ahora los experimentos sólo han durado seis semanas, por lo que se desconoce cómo puede evolucionar el cable durante periodos más largos.

Las pruebas, a pesar de todo, resultan esperanzadoras. Las neuronas y el sistema inmune de los ratones se acostumbraron a los electrodos después de apenas dos semanas, lo cual indica que estos " invasores electrónicos" podrían seguir funcionando sin problemas durante un largo tiempo.

"Gracias a que estos artefactos son tan pequeños -asegura por su parte Takashi Kozai, que ha dirigido la investigación – podremos combinarlos con nuevas técnicas ópticas para observar directamente, por primera vez, cómo se comportan y qué hacen las células cerebrales cuando se comunican entre sí". Aunque, según los propios investigadores, será necesaria casi una década más para que la tecnología pueda comercializarse y ser utilizada de forma masiva.

Matrix-waking-up-thumb-550xauto-81634

Dentro de poco tiempo este invento permitirá que el ser humano pueda conectarse a una máquina. La realidad podrá convertirse en una simulación que viviremos cada día. Pero, ¿estas seguro que no la vives en estos momentos?

LA REALIDAD

Nuestra vida, aquellos sucesos que vivimos diariamente, ¿Son reales?.

matrix-neo-realises-1024

Científicos de la Universidad de Bonn encuentran evidencia de que, en ciertos ámbitos del mundo físico, se revelan elementos que dan indicios de que nuestra realidad, efectivamente, puede ser producto de una simulación computarizada.

Parece una tautología, un solipsismo lingüístico, pero no por ello la pregunta es menos pertinente: ¿nuestra realidad es real?

Tradicionalmente, esta cuestión se ha abordado sobre todo desde la filosofía y el pensamiento especulativo, yendo desde el velo de Maia de los antiguos hindúes (recuperado en Occidente por Schopenhauer), hasta la hipótesis más contemporánea de que nuestra realidad puede ser una simulación hecha por computadora, manejada por inteligencias infinitamente más superiores que la nuestra y capaces por lo tanto de establecer un modelo tan complejo como el universo que creemos nuestra morada.

Recientemente un grupo de físicos llevó esta hipótesis más allá del argumento con un hallazgo que revelaría la posibilidad de que, efectivamente, nuestra realidad sea una simulación computarizada.

Los investigadores de la Universidad de Bonn, dirigidos por Silas Beane, parten de la premisa que de una simulación de este tipo tendría, por definición, una estructura fractal, una simulación dentro de otra simulación dentro de otra simulación, sucesivamente, para generar un escenario lo suficientemente complejo para dar la impresión de realidad, naturalidad, un universo cuya artificialidad apenas fuera notable.

203726-neo-of-the-matrix

Lo interesante es que esta estructura sí existe en la realidad física, y ese es el inquietante descubrimiento de los científicos. En un artículo titulado “Constraints on the Universe as a Numerical Simulation”, Beane y compañía aseguran que esas simulaciones son parte esencial del mundo por cumplir la función de limitar las leyes físicas.

Basados en la noción de “retículo” —un modelo de la física teórica opuesto a la noción de continuum del espacio o el espacio-tiempo— los investigadores proponen que en una simulación computarizada de la realidad las leyes físicas, que parecen continuas, tendrían que ser impuestas en un retículo tridimensional discreto que avance en pequeños pasos de tiempo. En otras palabras, este retículo espacial sería una especie de recurso o “candado” dentro de la simulación que, por ejemplo, limitaría la cantidad de energía que las partículas pueden tener dentro del sistema.

En procesos cuánticos de gran energía —un haz de electrones, implantación de iones o rayos láser— esto efectivamente sucede. El retículo impone un máximo de energía a cada partícula porque nada que sea más pequeño que este puede existir dentro del sistema.

Computer sim

La característica más llamativa es que la distribución angular de los componentes de mayor energía exhiben simetría cúbica en el resto del retículo, apartándose significativamente de la isotropía”, agregan los investigadores, con lo cual sugieren que los rayos cósmicos viajarían preferentemente a lo largo de los ejes del retículo, provocando que al observarlos parezcan iguales en todas las direcciones, un rasgo que evita que se puedan hacer mediciones precisas al respecto, pues “encontrar este efecto sería equivalente a ser capaces de ‘ver’ la orientación del retículo en el que nuestro universo es simulado”, según se explica en el sitio Technology Review, un poco como si describieran ese momento de iluminación o de arrebato tan común en ciertas tradiciones místicas.

Por otro lado, el hallazgo también muestra que si bien puede existir evidencia de que nuestra realidad sea una simulación, no hay manera —al menos con los recursos con los que contamos actualmente— de aseverarlo con certeza total. ¿Y no sería ese otro candado del sistema?

En aquel imperio, el Arte de la Cartografía logró tal perfección que el mapa de una sola provincia ocupaba toda una ciudad, y el mapa del imperio toda una provincia. Con el tiempo, estos mapas desmesurados no satisficieron y los colegios de cartógrafos levantaron un mapa del Imperio, que tenía el tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él.

Menos adictos al estudio de la cartografía, las generaciones siguientes entendieron que ese dilatado mapa era inútil y no sin impiedad lo entregaron a las inclemencias del sol y de los inviernos. En los desiertos del Oeste perduran despedazadas ruinas del Mapa habitadas por animales y por mendigos; en todo el país no hay otra reliquia de las disciplinas geográficas

(Suárez Miranda: Viajes de varones prudentes, libro cuarto, capítulo XIV, Lérida, 1658. Texto incluido en Historia Universal de la Infamia, de Jorge Luis Borges).

Estamos llegando a una época de avances tecnológicos sin precedentes. Si en el siglo XX fuimos capaces de llegar a la luna, verificar estructuras atómicas que sólo eran teorías, construir máquinas “terminator”, para la guerra.

¿Qué seremos capaces de construir o alcanzar en el siglo XXI?.

Fuente: [ABC, Pijamasurf, Technologyreview, Simulation-argument, angelroman2046]

Ampliado y modificado By La Daga.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: