LA CONTRASEÑA DEL FUTURO.


No hay dos personas en el mundo que miren de la misma manera.

biometria--478x350

La biometría de seguridad se basa en cómo miramos

No hay dos personas en el mundo que miren de la misma manera. Así lo afirma una investigación de la Universidad Estatal de Texas, que sugiere que la contraseña del futuro podría ser el movimiento de ojos único e irreproducible de cada persona. Una mirada nos permitiría ingresar en nuestro ordenador o en nuestra casa sin hacer absolutamente nada más.

Piense en todo lo que guardamos detrás de una, dos, quince contraseñas diferentes. Correo, Facebook, cuenta bancaria, servicios varios, juegos y casi todo en lo que participamos tanto en internet como fuera de él (las llaves para las cerraduras también son contraseñas). Pero este mundo de intimidad mediado por caracteres alfanuméricos puede ser corrompido por casi cualquiera que realmente ponga manos y mente en el asunto. También tenemos lectores de huellas digitales y lectores de retinas, pero un estudio reciente señala que el movimiento de ojos podría ser el formato ideal para las contraseñas del futuro.

La hipótesis se desprende del estudio de científicos de la computación de la Universidad Estatal de Texas, que señalan que nadie en el mundo mira las cosas de la misma manera. Es decir, si ponemos a dos personas frente a una misma imagen, ninguna de las dos recorrerá de la misma manera la escena con sus ojos. Incluso si encontramos a dos personas que recorran caminos parecidos para llegar a diferentes partes de la imagen, el trazado jamás será el mismo. Los ojos de las personas se mueven diferente y actúan como un reservado rasgo identitario que, según los mismos científicos, no puede ser imitado sin asistencia tecnológica que incluso hoy día parece lejana.

Medidor biométrico

Teniendo en cuenta que los sistemas de escaneo del iris han podido ser burlados sosteniendo una fotografía en alta resolución del usuario a detectar, el movimiento de ojos podría ser una solución tentativa, aunque habría que ver cómo funciona ante un vídeo en alta resolución de la persona mirando “su contraseña”. De todas maneras, el sistema tendría un medidor biométrico que daría cuenta de la identidad de una persona tomando como referencia la información recogida en una primera calibración exhaustiva.

Lo que podemos entender de esto es que el objeto a mirar no sería siempre el mismo y no tendríamos una contraseña concreta (por ejemplo, marcar 32190312903 con la mirada yendo con un cursor a seleccionar cada número). Lo que pediría el sistema, al que todavía le quedan años para su desarrollo, sería un simple recorrido entre dos o más puntos aleatorios para escanear y analizar las propiedades inviolables de nuestra forma de mirar, como lo son las fijaciones (cada pausa entre el recorrido) y los rápidos movimientos como saltos o tirones entre dos puntos. El futuro parece decir: Mueva sus ojos para introducir su contraseña, ¿será así?

Fuente: [Abc]

Anuncios

Una respuesta to “LA CONTRASEÑA DEL FUTURO.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: