JAMES BOND CUMPLE AÑOS.


James Bond, el agente Británico del MI-6 llamado en clave “007”, cumple 50 años. El espía más conocido del mundo.

bond-50

Ha derrotado a los más viles villanos sin despeinarse, conocido bíblicamente a bellezas de todo el planeta y apurado más martinis "removidos, no agitados" de los que aguanta un hígado común, una vida de película que no le ha pasado factura: James Bond cumple 50 años en el cine sin un solo achaque.

2012_10_01_IMG_2012_10_01_103A173A44_daniel_craig_41

Ni siquiera la crisis ha podido con este "gentleman" del espionaje, aunque por los pelos, pues los problemas económicos de los estudios MGM casi consiguen lo que no lograron ni Goldfinger ni el Doctor No, ni Hugo Drax: mandar de vacaciones forzosas a 007 durante casi tres años.

Skyfall

Pero los admiradores de Bond pueden respirar tranquilos. A finales de octubre próximo se estrena "Skyfall", la película número 23 de una de las sagas más rentables de la historia del cine.

skyfall-650

"Skyfall" es uno de los hitos de la celebración de este medio siglo de Bond en el celuloide, con Daniel Craig enfundándose por tercera vez -antes fueron "Casino Royale" y "Quantum of Solace"- el esmoquin de 007 bajo las órdenes de Sam Mendes y con nada menos que Javier Bardem en el papel de malo malísimo. En esta película podremos ver como nuestro protagonista cambia su famosa bebida “el martini” por una cerveza “heineken”.

Craig es el sexto actor que interpreta al más célebre de los espías británicos al servicio de Su Majestad, un personaje tan icónico para los británicos que incluso tuvo un papel protagonista en la ceremonia inaugural de los pasados Juegos Olímpicos de Londres.

Sean_Connery_007

Hace ahora cinco décadas, un jovencísimo Sean Connery tuvo el honor de ser en "Dr. No" el primero en poner voz y cara al personaje creado en 1952 por el periodista Ian Fleming, quien rentabilizó sobre el papel su experiencia como miembro de los servicios de inteligencia durante la II Guerra Mundial.

james-bond-007
A lo largo de este tiempo, han servido a la Reina con licencia para matar seis actores: Connery (6 títulos), George Lazenby (uno), Roger Moore (7), Timothy Dalton (2), Pierce Brosnan (4) y Craig (3).

Como hay tantas, todos tenemos nuestras favoritas y , como vemos en el gráfico, no todas costaron igual o recaudaron igual. No obstante, esta saga de Bond ha sido un gran negocio desde el principio y, a pesar de los crecientes presupuestos, continúa siendo un gran negocio. Una vez más vemos que es posible ganar dinero haciendo películas y el secreto no debe ser tan secreto, ya que lo hemos mencionado en estas páginas varias veces, hay que producir lo que quiere ver el público.

Los que no hacen eso, tendrán que buscarse la vida en otro negocio, ya que organizar fiestas y darse premios, incluso premios tomando el nombre de artistas famosos, no es la medida de si alguien es válido para este negocio en el mundo real, donde hay que competir por la audiencia.

En estas páginas hablo mucho de despilfarro estatal, palabra que molesta a muchos lectores, y la reitero en esta ocasión también. Especialmente cuando vemos al gobierno quitando la comida de la mesa a los que menos pueden soportarlo, estas subvenciones son un despilfarro agudo y no podemos permitirnos este tipo de despilfarro.

Si la vicepresidenta del gobierno quiere que le tomemos en serio cuando habla del compromiso del gobierno en la reducción de gastos, que salga este viernes y nos anuncie que eliminan todas las subvenciones ‘culturales’.

Lo siento señores artistas, tendrán que buscarse la vida en el mundo real.

LOS 25 SECRETOS DE 007

En 1962 Ian Fleming, antiguo miembro de los servicios de inteligencia británicos durante la II Guerra Mundial, concibió a su alter ego Bond, James Bond. Había dado con el invento del siglo: un personaje que pasaría a ser uno de los espías más representativos, amén de rentables, de la historia del cine. 007 permanece ajeno al paso del tiempo y continúa siendo un hombre de singular atractivo que, pese a su naturaleza de lobo solitario y su machismo, es envidiado y deseado por ambos sexos.

Nos aventuramos a dar con algunas de las claves de su inmortalidad. 25 secretos y curiosidades del único agente secreto con licencia para matar:

1- Ellos fueron James Bond:

Por orden cronológico seis actores hasta la fecha han encarnado al violento espía: Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig (a punto de repetir con su interpretación en Skyfall, la que hará el número 23 de la serie).

2- Nunca digas nunca jamás:

Sean Connery inició la saga e interpretó el papel en seis ocasiones, sentando las bases del Bond más auténtico. Todos volvieron a retomar el papel salvo George Lazenby, que fue 007 en una única entrega en 1968. El escocés Connery lo interpretó en siete ocasiones, la última de ellas fue en 1983 en Nunca digas nunca jamás, segunda versión de Operación Trueno, que había protagonizado en 1965. El filme, sin embargo, se considera una versión apócrifa por no pertenecer a la serie oficial de EON Productions. Sus sucesores fueron: Roger Moore, siete veces cabeza de cartel, Timothy Dalton, con dos agresivas y creíbles caracterizaciones, Pierce Brosnan, un insolente Bond que tras los seis años en que la saga se tomó un respiro consiguió superar el bache con creces y, por último, Daniel Craig, nuestro Bond actual, un frío y violento asesino a punto de retomar su papel por tercera vez.

3- Aquellos que rechazaron ser 007:

En 1968 Timothy Dalton, por considerarse demasiado joven se negó a interpretar al espía, Lazenby tomaría el relevo.

Mel Gibson, hizo lo propio al negarse a sustituir a Dalton en Golden Eye, papel finamente aceptado por Brosnan. Dato curioso, el productor Albert Broccoli descartaba al protagonista de Mad Max por ‘bajito’.

Russell Crowe, el neozelandés, admitió que se sentiría orgulloso de encarnar al histórico espía pero su apretada agenda lo hizo imposible. Por su parte, Orlando Bloom, estuvo a punto de relevar a Brosnan pero el joven actor revelación rechazó la propuesta por temor a verse encasillado en un papel de tamaña relevancia.

4- ¿Cuál era la nacionalidad de cada uno de ‘los Bond’?

Dios salve a la Reina. Todos ellos eran británicos de pura cepa salvo dos que, aún así, compartían el habla inglesa con los demás: Lazenby, modelo australiano, y Pierce Brosnan, orgulloso irlandés.

5- El 007 más alto:

George Lazenby, con 1’89 cm. de estatura, sería el pívot en una hipotética alineación de baloncesto de la saga Bond. Craig por su parte, sería el base: su hercúlea musculatura equilibra su baja estatura de tan solo 1’75 cm. Bajito pero matón.

6- El Bond más valiente que no quiso dobles:

Timothy Dalton encabeza el palmarés al jugarse la vida en el rodaje de The Living Daylights donde estuvo a punto de caer por un acantilado. En Licencia para matar ocurriría otro tanto cuando Benicio del Toro realizaría un accidental corte en las muñecas del protagonista, una herida que no solo interrumpiría el rodaje del film durante unas horas sino que dejaría una imborrable cicatriz en las manos de Dalton.

7- Él fue el más elegante:

Daniel Craig, vestido por Tom Ford bajo la batuta de Marc Forster en 2009, se convirtió en el espía con más caché de la saga.

8- El Bond más violento:

La agresividad de Timothy Dalton hizo mella en la audiencia, pero es el último 007, Daniel Craig, quien se lleva la palma: su personaje, lejos del glamur que rodea a sus antecesores, es más rudo y oscuro. Si bien Timothy Dalton aprovechó con tino su licencia para matar acabando con la vida de 24 villanos, la violencia que caracteriza a Craig no tiene parangón.

9- El Bond más romántico:

Craig se entrega a la bebida movido por la traición de la mujer a la que ama. La cerveza en la que ahoga sus penas sustituye al glamuroso Dry Martini de sus antecesores, pero la rudeza de la actual etapa de la saga no permite a sus fans libar de las mieles del sentimentalismo. Es George Lazenby el Bond menos pródigo, el único verdaderamente sentimental capaz de comprometerse hasta el punto de contraer matrimonio. Quién sabe si tal sentimentalismo fue la causa de la fugacidad de su presencia en la saga.

10- El Bond más insolente:

Sin lugar a dudas el atractivo irlandés Pierce Brosnan que adquirió fama con su vivaracho a la par que pícaro Remington Steele es el más altivo y retador de ellos, consiguiendo convertir dicho rasgo en algo tan atractivo como singular.

11- El ‘elegido’ por su creador:

Sean Connery, el benjamín, fue el favorito de su progenitor, Ian Fleming. Este quedó tan impresionado por su magistral interpretación que, en una de las últimas entregas de su obra, el agente aparece como descendiente de un caballero escocés.

Por otra parte, Roger Moore defendería a Craig como el más auténtico.

12- ‘El Bond’ más talludito:

Roger Moore, que encarnaría al famoso espía contando 46 años.

13- Villanos:

Los más destacados son, sin lugar a dudas, el perverso Stavro Blofeld, al frente de la organización Spectra, cuya primera aparición se limitaba al plano de una sola mano que acaricia a un blanco felino, el Dr. No, protagonista del primer filme de la saga y, Jaws, el asesino grandullón con dientes de acero que permanece de por vida en nuestras sensibles retinas. Dato a constatar es la evolución a la que se adecúan los malos, sabido es que la saga basa parte de su éxito en estas oscuras personalidades. Así, una vez que la Guerra Fría, telón de fondo de las primeras cintas, llega a su fin, los enemigos comunistas pasan a ser sustituidos por terroristas internacionales.

14- Villanas:

Tres de ellas merecen especial mención: Irma Bunt, Madre de los ángeles de la muerte en 007: Al servicio de su majestad en 1969, donde la malvada Irma, asesina de Tracy (esposa de Bond) curiosamente no llega a ser castigada por el espía y acaba ilesa su participación en la serie. May Day, interpretada por la carismática Grace Jones en 007: Panorama para matar en 1985, y Famke Janssen, la malvada Xenia Onatopp, en Goldeneye.

15- Chicas Bond:

Su singular y sugestivo atractivo las hizo merecedoras de tal calificación hasta el punto de convertirse en un apelativo de gran distinción. La subyugante y húmeda aparición de Úrsula Andress marcaría escuela. Tras ella, distinguimos con dificultad, dada la gran categoría de las aspirantes a tal distinción, a: Jane Seymour, Kim Bassinger, Bárbara Carrera, Sophie Marceau, Denise Richards, Carole Bouquet o Halle Berry.

16- Ella pudo ser James Bond:

Catherine Zeta Jones sonó como posible protagonista de la saga.

17- Telón de fondo:

En general, grandes escenarios naturales contribuyen al atractivo de la serie. Con Moore se abre la veda y así el duro espía concebido por Fleming prosigue su glamurosa andadura hollando con naturalidad destinos tan exóticos como el Caribe o Brasil. A lo largo de la saga los más populosos barrios de EE.UU. e incluso el espacio exterior albergarán las detectivescas hazañas del glamuroso detective, asiduo visitante asimismo de casinos, selectas estaciones de esquí y lujosas mansiones.

18- Sintonía:

Convertida junto a la presentación de sus créditos en una de las más populares del cine, la compuso inicialmente Monty Norman, pero la acabó e interpretó John Barry, quien recomendaría como su sucesor al actual compositor David Arnold. Ambos son los únicos en haber participado en más de una entrega de la saga.

19- Recaudación total de Bond: ¿obra maestra o franquicia?

La ficción creada por Ian Fleming ha recaudado más de 5.000 millones de dólares con sus 22 entregas. Quedamos a la espera de a cuánto ascenderá tras Skyfall.

20- Intérpretes de las principales canciones:

Famosos como Paul McCartney&Wings (el grupo que formó tras dejar los Beatles), Tom Jones, Nancy Sinatra, Louis Armstrong, Duran Duran o Tina Turner han puesto voz a sus películas, pero la única reincidente es Shirley Bassey, intérprete principal tres veces: en Goldfinger, Diamantes para la eternidad y Moonraker.

21- Afirmaciones famosas:

‘Me llamo Bond, James Bond’

‘Mezclado no agitado’, fórmula que hizo del Dry Martini un cóctel de leyenda.

22- Publicidad subliminal:

El mencionado Martini, los coches BMW, Lotus y sobre todo los Aston Martin pasan a ser un hito de la historia del merchandising cinematográfico.

23- El Bond más rentable publicitariamente:

Pierce Brosnan. Durante su paso por la saga, ésta llegó a convertirse en un carrusel de marcas.

24- El porqué de las fechas de estreno:

Tras el fracaso del estreno de algunos de los filmes en verano se llegó a la determinación de que Bond era un maduro fruto invernal y se pasó a estrenar durante esta estación a partir de entonces

25- Oscars esquivos:

Pese a su evidente éxito comercial y su innegable eco mediático, la Academia siempre lo ha considerado un producto de segunda fila y solo lo ha reconocido como merecedor de la preciada estatuilla en dos ocasiones: en Goldfinger (1965) ocasión en que el filme obtuvo dos oscars, a los mejores efectos especiales y el mejor sonido y en 1966, convocatoria en la que el Bond Operación Trueno se hizo con otras dos estatuillas, también de carácter técnico.

Otros siete títulos de la saga sumaron trece nominaciones en total entre 1972 y 1982. Ese es todo el reconocimiento que para Hollywood merece el espía más famoso de todos los tiempos.

No obstante, Ian Fleming debe sentirse orgulloso de su progenie dado que el éxito de James Bond corroboró su identificación como símbolo del Reino Unido en su aparición durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres en el divertido ‘sketch’ que protagonizaba junto a aquella a la que debe ‘obligado servicio’, su Majestad la reina Isabel II.

Fuente: [Elblogsalmon, larazon, lavanguardia]

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: