CONVIERTEN LA CENIZA FÚNEBRE EN DIAMANTES.


De la urna al anillo. Una empresa suiza afincada en España convierte los restos de los difuntos en piedras preciosas.

La persona amada, en el plano poético, es una joya, una esmeralda de virtuosos reflejos, un diamante pulido por el roce del cariño y la fragua de los recuerdos.
Pero al morir, la gema del amor desaparece, y en muchos casos acaba convertida en cenizas. Pasado el trance del crematorio es cuando la ciencia afirma que, literalmente, puede llegar a ser el diamante que siempre fue.

En cinco semanas

Ésta es la filosofía de una empresa de origen Suizo, Algordanza (www.algordanza.com), que acaba de revolucionar el sector funerario con su propuesta: convertir las cenizas de la persona muerta en un diamante sintético. Esta piedra artificial se extrae del carbono de las cenizas del difunto.

En un plazo de cinco a seis semanas, nuestro diamante pulido por el roce del cariño, y por una inversión de entre 3.300 a 11.000 euros, dependiendo del quilataje, ya es una realidad física. La empresa se compromete por ese precio a recoger las cenizas, entregarlas a un laboratorio suizo que realizará la transmutación química. También incluye el corte de la piedra, que se tallará según la preferencia de la familia. Pueden ser translúcidos o de color azul y llevar una inscripción.

Joya pura

La cremación es una práctica cada vez más extendida en Europa, lo que implica un mayor número de posibles diamantes. Algordanza dice que en España gran parte de sus pedidos provienen de las zonas rurales y no de ciudades.

Hasta ahora, empresas estadounidenses habían desarrollado métodos parecidos, pero añadiendo aditivos a la piedra final. Ha sido a partir de los estudios desarrollados por la Academia de Ciencias de Moscú cuando se ha conseguido un proceso de purificación que permite una joya compuesta exclusivamente por las cenizas.

¿Natural o sintético?

Los diamantes naturales provienen de la cristalización del carbono tras miles de años de estar sometido a presión. A finales de los cincuenta, la empresa General Electric Company desarrolló el primer sintético al someter el grafito a una presión y temperaturas extremas. Los diamantes de un difunto siguen un proceso similar, pero con las cenizas.

Fuente: 20minutos.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: