E-322, LECITINA.


Según el diccionario de la Real Academia la lecitina es un lípido con ácido fosfórico presente en las membranas celulares y del que forma parte la colina. Se emplea en las industrias cosmética y alimentaria. Como ocurre muchas veces, la definición académica nos deja con muchas preguntas en el aire.

Una emulsión es una mezcla de líquidos inmiscibles de manera más o menos homogénea.

Muchas emulsiones son emulsiones de aceite/agua, con grasas alimenticias como uno de los tipos más comunes de aceites encontrados en la vida diaria.

¿Qué es la lecitina?

La lecitina es un complejo de fosfolípidos que producimos de forma natural en el hígado y que se puede obtener en ciertos productos alimenticios como la soja o la yema del huevo. Lecitina es el nombre común que usamos para referirnos a la fosfatidilcolina, fundamental para la digestión.

En el hígado, la bilis es sintetizada y vertida al intestino delgado a través del colédoco. La bilis es fundamental en la digestión ya que se encarga de sintetizar las grasas que comemos. La bilis está formada por colesterol, bilirrubina y lecitina entre otras sustancias. El gran poder emulsionante de la bilis depende directamente de la lecitina, es decir, la lecitina es el detergente que segrega nuestro cuerpo para acabar con las grasas.

¿Por qué es bueno un aporte extra de lecitina?

Pues, básicamente, porque nos ayuda a proteger los órganos y las arterias de la acumulación de grasa, lo que facilita la absorción de algunas vitaminas (como la A y la B), y nos ayuda a reducir el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Aunque, como hemos dicho, se encuentra en mayores cantidades en el huevo, muchos son los alimentos que nos pueden aportar un extra. Entre estos alimentos son muy ricas en lecitina las nueces de Brasil, la soja y las lentejas negras.

En menores cantidades la encontramos en los cacahuetes,la calabaza, las semillas de girasol o de sésamo y en algunos cereales. Como curiosidad, el diente de león es una de las flores que mayor concentrado de lecitina tiene, seguido por la planta de las fresas.

No obstante, la lecitina es comercializada en parafarmacias en diferentes formatos para ayudar así a su absorción.

Propiedades de la lecitina

La lecitina es una mezcla de fosfolípidos y triglicéridos que se obtiene mediante el lavado de aceites vegetales con agua. Además de su importancia al ayudar a la digestión de las grasas, contiene un elevado índice de colina, compuesto esencial para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Por otro lado, la colina y, por lo tanto, la lecitina, han demostrado ser eficientes hipoténsicos (es decir, nos ayudan a bajar la tensión arterial).

Nos vendrá bien tomar un aporte extra de lecitina en estos casos:

1. Altos niveles de colesterol y/o triglicéridos en sangre. La lecitina ayuda a formar lipoporetínas de transporte, es decir, nos ayuda a sintetizar las grasas de los alimentos, reduciendo el colesterol en sangre y protegiendo el organismo de problemas como la arteosclerosis.

2. Si tenemos problemas cardiovasculares. De todos es sabido que los niveles altos de colesterol pueden provocar que las arterias de endurezcan o sean “taponadas”, aumentando así las posibilidades de sufrir infartos u otro tipo de dolencias coronarias.

3. Si tenemos obesidad. Al ayudarnos a sintetizar mejor las grasas las digestiones se realizan de manera más eficiente. Esto no significa que sea, para nada, un adelgazante, significa que optimizaremos mejor los alimentos que tomemos.

4. Como prevención. Está demostrado que la lecitina aporta un sinfín de ventajas en cuanto a la absorción de determinados grupos de vitaminas y que ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol y la tensión arterial.

Alimentos con lecitina

Los alimentos con altos contenidos en lecitina son la yema de huevo, los cereales integrales, el hígado, las nueces, el germen de trigo, la harina, el pan integral y, evidentemente, la soja.

La lecitina de soja se emplea también como aditivo en la elaboración de mahonesa, chocolates y bollería, ya que la industria alimentaria aprovecha las numerosas propiedades de la lecitina, entre ellas la de ser un excelente antioxidante natural y reforzar el sabor.

No obstante la industria cosmética también utiliza  la lecitina como sustancia emulsionante y antioxidante, ayuda a reducir  las arrugas y aumenta la estabilidad de los cosméticos impidiendo que se oxiden y pierdan propiedades. Además, ayuda a la asegurar la repartición homogénea de las grasas que tienen todas las cremas cosméticas.

Contraindicaciones lecitina de soja

La lecitina de soja tiene pocos efectos secundarios y, en pocos casos son importantes. Si tomamos la posología exacta que nos recomienda el prospecto no tendremos ningún problema, ya que estos se producen tras ingerir más de 26 gramos al día. Si, accidentalmente, tomásemos más de esta cantidad la lecitina nos produciría sudores, malestar de estómago , nauseas y vómitos.

No es recomendable la ingesta de Lecitina de Soja para las mujeres embarazadas y los niños, porque no hay pruebas que garanticen su seguridad. Tampoco existen estudios que certifiquen las posibles interacciones con otros medicamentos así como anticonceptivos, por lo que es importante que consulte a su médico o farmacéutico en caso de que esté tomando medicamentos para algún tipo de tratamiento.

Fuente: Lecitina.es

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: