LAS LUCES DE PHOENIX, 13 DE MARZO 1997.


El 13 de marzo de 1997, la ciudad de Phoenix situada en el suroeste de los Estados Unidos, capital del estado de Arizona y la sexta ciudad más grande del país, se convertiría en escenario de uno de los avistamientos más importantes de la historia de los No Identificados.

Ya desde la tarde de ese mismo día se venían registrando testimonios de extraños objetos sobrevolando el área de Phoenix. Miles de testigos avistaron aquella noche un enorme objeto de forma aparentemente triangular que suspendido del cielo presentaba entre 7 y 9 intensas luces brillantes y recorrió más de 480 kilómetros, desde Nevada hasta Tucson. El acontecimiento fue entonces denominado como “la noche del gigante”.

Uno de los videos más difundidos y claros en los que se aprecian las misteriosas luces, tuvo como protagonistas a James y Fawn Clemens, ambos de 42 años de edad y avecindados en la localidad de Kingman, se percataron de la presencia de una extraña luz en el horizonte que llamó inmediatamente su atención, eran las 20:00 horas. Los Clemens, se apresuraron a mirar por binoculares observando cinco intensas luces naranjas, en una perfecta formación en “V”, dirigiéndose al sudoeste.

Momentos después, los reportes desde todo Phoenix comenzaron a inundar las comisarías de policía y los diversos medios de comunicación, el avistamiento masivo se había desencadenado…

La prensa local de Phoenix, publicó mas tarde en sus portadas notas como la siguiente:

“El más grande avistamiento OVNI de la historia ha dejado anonadados a los jefes de defensa y miles de testigos están ahora convencidos de que no estamos solos. Un gigantesco objeto en forma de “V” con luces rojas y blancas navegó más de 200 millas sobre Arizona…”. “El OVNI se movía lentamente, y se calculo su tamaño al equivalente de tres campos de fútbol, fue visible aproximadamente durante dos horas…”.

“También se cuentan entre los principales testigos del avistamiento a pilotos y controladores de tráfico aéreo que operaban en ese momento…”.

Varios testigos lograron capturar con su cámara de video al OVNI que pasaba a baja altura sobre algunos puntos de la ciudad, cerca de las 20:15 horas, incluso un conductor de camión, observó tres aviones cazas tratando de interceptar la misteriosa nave desde la base de Fuerza Aérea de Luke y dijo “el OVNI se disparó hacia arriba y desapareció, por lo que pienso que he visto algo que no pertenece a este planeta…”.

Todos estos acontecimientos llevaron a la alcaldesa de la ciudad de Phoenix, Francis Barwood, ante la inquietud de sus ciudadanos a solicitar una respuesta a las autoridades militares. Los oficiales de las bases de la Fuerza Aérea en Luke (Phoenix), Nellis (Las Vegas) y Edwards (Rosamund, California), negaron que alguna de sus aeronaves fuera responsable de los avistamientos y que existiera alguna maniobra militar que se pudiera relacionar con el evento.

Subido por justa4t el 22/02/2010

Noticia publicada en CNN.

Fuente: Cuatro.com

Después de casi diez años sobre el caso más documentado en la historia sobre ovnis, los astrónomos locales y testigos todavía se preguntan que voló sobre Phoenix durante aquella noche.

John Dickerson”The Chandler Times”December 2006

Cuando Robert Brewer vio primero las luces rojas de los autos y el tráfico detenido en la autopista 51, el PhD y Pastor de la ciudad de Scottsdale asumió que ahí había ocurrido un accidente. “Ellos están mirando arriba. ¿Qué está pasando?” El amigo de Brewer preguntaba mientras parqueaba a un lado de la carretera.

Hasta hoy, Brewer no cree en extraterrestres o naves espaciales, pero él sabe de las luces que rondaron en silencio, que observó por 20 minutos durante la noche del 13 de marzo de 1997, que fue algo jamás visto. “Esto fue como la primera vez que caminas sobre el puente del Gran Cañón. Yo estuve literalmente sin aliento”.

A lo largo de la autopista 51, espectadores observaron silenciosamente. Algunos estuvieron arrodillados. Otros alzaron sus brazos. Desde la ciudad de Prescott hasta Tucson, cientos de residentes de Arizona se pararon para admirar las luces. De los reportes de testigos se leía lo mismo: una gigantesca “V”, imparable, luces desfilando en silencio a lo largo del cielo nocturno.

Casi 10 años después del acontecimiento, astrónomos del valle, pilotos, y psiquiatras están buscando una explicación de la más documentada observación de ovnis, y ahora conocida como las Luces de Phoenix. Junto a ellos, todavía afectados están los escépticos ufólogos. Las explicaciones varían desde pruebas militares hasta visitantes extraterrestres, pero los testigos oculares están de acuerdo en una cosa: “Tú tuviste que estar ahí para realmente entender… Esto no fue como cualquier cosa de la Tierra”.

“Yo he visto luces de bengala. Esto no fue esas luces”

En una fresca noche de Octubre, una personalidad de los medios y astrónomo, “Dr. Sky” Steve Kates está sosteniendo una seria audiencia bajo el cielo de la ciudad de Gilbert. El Sr. Kates es una figura en los programa de televisión y radio discutiendo lo astronómicamente inexplicable.

Kates no cree en extraterrestres. En los nueve años desde que ocurrieron las Luces de Phoenix, él ha sostenido cientos de discusiones sobre el fenómeno. Esta noche, entre entrevistas telefónicas en vivo con renombrados mundialmente astrónomos y ex astronautas, Kates dice que el Departamento de Aeronáutica Experimental del gobierno es el responsable de las Luces de Phoenix. “Yo pienso que esto es un gran evento que tomo lugar y de alguna manera de seguridad nacional”, él dice. “Dos separados eventos tomaron lugar en aquella noche del 13 de marzo de 1997”.

Steve Kates cree que un silencioso gran dirigible de vigilancia sobrevoló sobre Arizona mientras que por otro lado las luces de bengala esperaban distraer a cuantos observadores del cometa Hale-Bopp, agregando que uno necesita sólo entrevistar a muchos testigos sanos, educados, para concluir que las Luces de Phoenix fueron más que luces de bengala.

Junto a los tipos sanos y educados descritos por Kates se encuentran Mark y Celia Chapman, y ninguno cree en enanitos verdes o mensajes de los cielos. Pero cuando son preguntados si ellos están familiarizados con las  Luces de Phoenix, el ingeniero de Honeywell y la consultora médica recuenta la observación de las Luces de 1997.

“Nosotros estábamos sentados en el spa. Allí no estaba nada detrás de las montañas McDowell. Nosotros miramos arriba y vimos esta enorme y silenciosa cuña de luces en forma de V”. Mark Chapman dice: “Nosotros supimos que ello no era un avión o cualquier cosa. Yo he visto luces de bengala antes. Esto no encajaba con ellas. Pues estas luces fueron equidistantes, moviéndose juntas, sobrevolando”.

Los Chapman representan a cientos, sino miles de testigos oculares de Arizona quienes ofrecen similares historias. Muchos son bien educados, y no aceptan la explicación de las luces de bengala de la Guardia Nacional.

“Aquella fue la única vez que yo he visto una cosa como esa. Soy un ingeniero. Siempre he sido un escéptico acerca de los Ovnis, pero esto fue alucinante”, Chapman dice. “Tú no puedes creer lo que yo vi. Encuentro con cierto humor que el gobierno no tenga conocimiento de este tipo de observaciones. Mucha gente lo vio”.

“Un sobrepuesto video apoyó enérgicamente que fueron luces de bengala de origen militar”

Semanas después que ocurriera el fenómeno, los oficiales de la base de la fuerza área de Luke y el Aeropuerto Sky Harbor clamaron que ellos no tuvieron explicación por los contados reportes. La red nacional puso al aire reportes sobre el inexplicado evento. Entonces un artículo del USA Today reportó que las luces fueron “el más polémico reporte Ovni en 50 años. De lejos allí no hay una explicación, pero el gobierno tampoco está investigando”.

La ex médico de Paradise Valley, Dra. Lynne Kitei, una experta sobre las Luces de Phoenix, dice que aquel artículo causó un gran cambio en los oficiales militares locales. “Yo estuve llamando a la fuerza armada”, Kitei dice. “Ellos estuvieron tan interesados y curiosos como yo estaba, hasta que apareció lo del artículo del USA Today”.

“Después de lo expuesto en la carátula, los oficiales militares no fueron más abiertamente curiosos, ni colaboradores o locuaces”, Kitei dice. Un mes después, la Guardia Nacional notificó una respuesta sobre el misterio de meses anteriores. Pruebas militares de luces de bengala habían sido arrojadas en Phoenix, como un ejercicio de entrenamiento. Con aquel anuncio, la atención de mucho medio fue pagada para dar por finalizado las Luces de Phoenix, pero muchos testigos oculares quedaron insatisfechos.

“Yo no tengo duda que las luces de bengala fueron para que funcione el desvió de la atención”, Kitei dice. Ella y el Dr. Sky están de acuerdo en que las luces de bengala funcionaron para llamar la atención de cualquier cosa que las luces fueron. Ambos suman que las bengalas cerca de la Base de la Fuerza Aérea de Luke no podrían haber sido visibles a los testigos de las ciudades de Prescott y Tucson. Los reportes en Prescott en particular vinieron antes de cualquier medio o noticieros de Phoenix.

“Yo siempre he tenido una mente escéptica y científica”

Tal vez lo más inexplicable que las Luces de Phoenix en si misma es el efecto de la observación que tuvo en numerosos testigos, junto a ellos la doctora Kitei.

Muchos de los testigos oculares de las Luces de Phoenix dicen que ellos nunca habían visto algo como ello antes. Kitei es una notable excepción. La pared de vidrio del dormitorio de su casa mira hacia la montaña del Paradise Valley, un asiento en primera fila para un show de luces que ha definido literalmente el curso de su vida por cerca de una década.

Kitei dice que el avistamiento masivo de 1997 fue como un cordón de revelaciones que ha testimoniado desde la ventana de su habitación. Por cuatro años, Kitei guardó sus múltiples avistamientos para ella misma, no queriendo comprometer su posición como jefa de una consultora clínica para el Instituto del Corazón en Arizona.

Hoy, en el café Madeleine, Kitei confiesa que ella tiene todo pero dejaba atrás su carrera médica en orden de divulgar las buenas nuevas sobre las ahora famosas Luces de Phoenix. Ella terminará la entrevista y tomará un avión para California, donde su documental ha ganado ya la aclamación en dos festivales de cine.

Cuatro años después del avistamiento de 1997, Kitei publicó Phoenix Lights, un resumen de 250 páginas que documentaba el fenómeno. Este marzo será el 10 aniversario. La cadena de cines Harkins planean mostrar el documental producido por Kitei, mientras una exhibición es planeado en la famosa Arizona Southern University (ASU) para conmemorar el evento.

“Yo siempre he tenido una mente escéptica y científica”, Kitei dice. “Una vez que tú empiezas mirando, tú empiezas encontrando. Allí hay mucho afuera que está confirmando que esto es real, misterioso, anómalo y ocurriendo”, Kitei dice.

Kitei mantiene un frente científico a todo mientras está invitando el mundo espiritual a revelarse a si mismo. “Muchas cosas pueden ser explicado”, ella dice, “pero allí hay un pequeño porcentaje de cosas que no se puede. Justo porque no tenemos la tecnología para finalmente definir esto aun no significa que esto no es real”.

Kitei sospecha que el mundo espiritual está citándonos mediante eventos como las Luces de Phoenix, y que ellos han estado por cientos, aun miles de años. “Sobre la reservación india de Gila River, ellos dicen que ellos los están mirando por centurias. Los llaman sky people”.

“Yo podría aterrizar sobre eso con mi 727”

Mientras Dr. Sky concuerda con Kitei que las Luces de Phoenix fueron verdaderamente más que luces de bengala, Kates cree que hablar de actividades espiritual o extraterrestre está simplemente fuera de contexto. “Yo pienso que esto es un mayor evento, algo que podría ser hablado”, Dr. Sky dice, “Yo respeto a la Dr. Kitei, pero yo no creo que eso fueron extraterrestres. Yo no creo nada de eso”.

Dr. Sky no es el único escéptico de las Luces de Phoenix quien está en desacuerdo con la bien hablada Dr. Kitei. “Sí, ahí hay un par de frutas caídas asociado con el 13 de marzo”, Trig Johnston, un retirado piloto de la aerolínea Northwest dice de la explicación para las Luces de Phoenix. “Cualquiera que puede contarte que los enanitos verdes desean para nosotros pueda probablemente también contarte donde Dios quiere que tu envíes tus cheques. Pero, esto es sólo mi opinión”.

Johnston ha estado volando por 44 años y con miles de horas desde aviones Cessna hasta 747.

“Yo sé que las luces de bengala no se parecen a eso”, Johnston dice. El describe una gigantesca masa, al menos una milla de ancho, alcanzando su casa al norte de Scottsdale del noroeste, la dirección de los tempranos avistamientos en Prescott.

“Yo podría aterrizar sobre eso con mi 727”, Johnston dice. “Lo que yo vi tiene poca relación al video de las Luces de Phoenix”, él agrega. Pero Johnston concuerda con Kitei en una cosa: el aparato emitió un mensaje telepático de invitación.

“Cuando tú haces un reporte sobre Ovnis, tú debes esperar que la gente piense que tú estás loco. Así que aquí es donde tú pensarás que yo estoy loco”, Johnston dice. El dice que el artefacto emitió una transmisión: “Nosotros no somos una amenaza”.

Johnston dice que las masivas luces, estuvieron conectadas por un material transluciente, entonces desfiló en silencio hacia abajo de Scottsdale Road a 30 millas por hora “como en el Desfile de Rose Bowl. El aparato quería ser visto”.

“Como parado sobre el puente del Gran Cañón, yo estuve sin aliento”

Dr. Robert Brewer no es un sorprendido testigo que recibió comunicación telepática de las luces. Donde Kitei ve un benevolente, espíritu amoroso en el cielo, Dr. Brewer ve un fenómeno que puede inducir ser espiritual, pero no altruista.

“Desde un punto de vista lógico ellos no han hecho nada por ayudar”, Brewer dice de avistamiento de ovnis y reportes de abducciones. “¿Cuántas pruebas tú tienes que hacer? Nosotros no tenemos nuevas curas para el cáncer o tecnología de energía, y ningún mapa espacial autografiado. Si tú fuiste avanzado y fuiste benevolente, ¿por qué no ayudar a la humanidad?”

Brewer no es un investigador Ovni. En efecto, el pastor y filósofo urbano parece más a un rock star de MTV que un cazador de alienígenas de Roswell. El pasa el tiempo con el actor de Hollywood, Stephen Baldwin y lee antigua literatura griega y ojea revistas en el mismo lugar.

Así como Kitei, Brewer no estaba en necesidad de impulsarse a una carrera o una nueva área de pericia cuando se animó por escribir su libro, 7 cosas que tu podrías saber de Ovnis. Como Kitei, él estuvo inspirado por el profundo impacto de ser testigo del avistamiento.

Brewer dice que no le sorprende que las Luces de Phoenix tomó a Kitei en una dirección espiritual. “Estudiando Ovnis siempre te guiarán dentro de lo espiritual”, Brewer dice. “Todavía aquí en la librería Barnes and Noble, los libros de Ovnis están en la sección de New Age”.

“Yo pienso que los Ovnis son el Darwinismo de nuestro tiempo”, Brewer dice. “Cuando Darwin primero salió con su teoría, muchos lo tomaron como extremista. Los Ovnis no son más el tópico marginal que alguna vez fue. El Popular Science está haciendo historias sobre el tema. Investigadores con PhDs del MIT están devocionando sus vidas a esto. Pero ello no significa que yo estoy diciendo que todos los encuentros Ovnis son paranormales, pero allí hay un porcentaje que parece no ser de este mundo.”

Brewer ve que la curiosidad por los Ovnis y las Luces de Phoenix son como un relleno por la necesidad humana de creer en algo más grande.

Toda evidencia, Brewer dice, sugiere que las Luces de Phoenix son espirituales por naturaleza. “Yo hago saber esto: la gente esta viendo cosas”, Brewer dice de las Luces de Phoenix. “Yo lo sé porque yo fui uno. Ahí yo estuve el 13 de marzo de 1997, y yo vi una cosa que no encaja con nada que yo sabia. Como un astrónomo amateur yo sabía que esto no fueron aviones, cometas o cualquier cosa que vi antes”.

Brewer dice que algo ocurrió en marzo 13. El respeta a Kitei, particularmente su audacia, su esfuerzo para obtener la palabra afuera. “Vimos eso, y creemos que fue espiritual. Donde nosotros diferimos es que clase de espíritus”, Brewer dice. “Te estoy contando. Esto es algo que te dejará sin aliento. Si yo no fui un cristiano, yo no sé que podría pensar”.

En su casa de Paradise Valley, Dr. Kitei dice que los avistamientos continúan. En octubre del 2006, ella recibió múltiples reportes en Tucson, incluyendo uno de un oficial de policía retirado y un soldado de la fuerza aérea alguna vez estacionado en Luke.

Sea lo que sea, las Luces de Phoenix fueron o no fueron. La sola evidente verdad parece ser que tuvo Kitei de no haber visto las Luces de Phoenix, ella podría ser otra exitosa profesional residiendo en Paradise Valley. Al aproximarse el décimo aniversario de las luces, allí no hay escasez de preguntas o respuestas. Tampoco de testigos oculares todavía admirados de lo que vieron en el cielo de Phoenix durante aquella noche.

Subido por EVERYONEDIES2012 el 02/07/200

Fuente: Dragoninvisible.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: