¿ES PELIGROSO CALENTAR EN EL MICROONDAS?


Un horno de microondas es un electrodoméstico usado en la cocina para calentar alimentos que funciona mediante la generación de ondas electromagnéticas en la frecuencia de las microondas, en torno a los 2,45 GHz.

microondas

La radiación 2.4GHz usada en los microondas se utiliza para provocar la excitación del enlace O-H, su frecuencia de resonancia. Este enlace esta presente principalmente en el agua, pero también en muchos otros compuestos. La facilidad para excitar este enlace es mayor si el Hidrógeno esta relativamente “libre” sin puentes de Hidrógeno que lo “aten”, como sucede en el hielo y también en algunos hidrocarburos.

Al referirse a excitación del enlace O-H no quiere decir que la molécula gire, simplemente al incidir las ondas sobre el enlace éste pasa del estado vibracional-rotacional fundamental a uno superior “excitado”. Este nuevo estado contribuye a elevar la energía traslacional media de las moléculas (medida microscópica) y por tanto su temperatura (medida macroscópica).

Si un alimento no contiene enlaces O-H, no se calienta. Por eso la mayoría de platos vacíos no se calientan.

Existen voces de investigadores y expertos en alimentación natural alertando sobre sus efectos y riesgos.

Los que están a favor argumentan que han hecho muchos estudios y que todos demuestran que es inofensivo para nuestra salud.
Los que están en contra, por supuesto, también presentan sus estudios.

¿Qué ocurre con las vitaminas y los minerales?

En ciertos casos, los alimentos cocinados en el microondas conservan más vitaminas que los guisados de forma tradicional. Esto se debe a que, al utilizar el microondas más energía, la cocción requiere menos tiempo. Por su parte, los minerales no se destruyen con el procesado de la comida, aunque sí pueden perderse con el agua de la cocción o con el jugo que desprende la carne.

Se han realizado estudios en los que se han guisado de forma convencional y en microondas distintos tipos de verduras, durante diferentes lapsos de tiempo. Se observó que, fuera cual fuese el método de cocción, el contenido en mineral apenas variaba. Cocinar en el microondas no supone ningún riesgo y, además, contribuye a ahorrar tiempo y energía. Lo que en su momento fue un hallazgo de la tecnología de vanguardia, se ha convertido hoy un electrodoméstico de uso cotidiano.

Antes, los primeros microondas tenían fugas más rápidamente y por ello se solía recomendar a las personas con marcapasos no estar cerca de estas ondas. Desde hace unos años parece que estos problemas ya han desaparecido.

Si calentamos los biberones para bebés hemos de vigilar muchísimo ya que a menudo por fuera parece que está caliente y por dentro la leche esta casi hirviendo. Algunos expertos dicen que puede haber pérdida de algunos nutrientes de la leche.

La Dra. Lita Lee de Hawaii publicó en Lancet, el 9 de diciembre de 1989:

“Dar microondas a fórmulas infantiles convirtió algunos aminoácidos de forma ‘trans’ en sus isómeros sintéticos de forma ‘cis’. Los isómeros sintéticos, sean aminoácidos de forma ‘cis’ o de forma ‘trans’ no son biológicamente activos.

Más aún, uno de los aminoácidos, la L-prolina, se convirtió en su isómero-d, que es conocido por ser neurotóxico (tóxico para el sistema nervioso) y nefrotóxico (tóxico para los riñones). Ya es suficientemente malo que muchos niños no sean amamantados, encima ahora se les da leche falsa (fórmulas infantiles ) que se vuelve más tóxica al calentarla con microondas.”

Hay científicos como Hans Hertel que han hecho diferentes estudios para demostrar como los microondas SI que perjudican nuestra salud.

En el “Comparative Study of Food Prepared Conventionally and in the Microwave Oven” (Estudio comparativo sobre comida preparada de forma convencional y comida preparada en horno microondas), publicado por Raum & Zelt en 1992, 3(2):43, se dice:

“Una hipótesis básica de la medicina natural establece que la introducción en el cuerpo humano de moléculas y energías, a las que no está acostumbrado es mucho más probable que causen daño que beneficio.

La comida de microondas contiene tanto moléculas como energías que no están presentes en la comida cocinada de la forma que los humanos lo vienen haciendo desde el descubrimiento del fuego. La energía de microondas del sol y otras estrellas se basa en corriente directa (DC).

Las microondas producidas artificialmente, incluyendo la de los hornos microondas, se producen por corriente alterna y fuerzan un billón o más de cambios de polaridad por segundo en cada molécula de alimento que golpean.

La producción de moléculas antinaturales es inevitable. Los aminoácidos naturales, se ha observado, pasan por cambios isoméricos (cambios en su forma morfológica) y también por transformaciones hacia formas tóxicas bajo el impacto de las microondas producidas en hornos.

Un estudio de corta duración encontró cambios significativos y preocupantes en la sangre de individuos que consumían vegetales y leche cocidos o calentados en microondas. Ocho voluntarios tomaron varias combinaciones de los mismos alimentos cocinados de formas diferentes.

Todos los alimentos que fueron procesados usando microondas causaron cambios en la sangre de los voluntarios. Los niveles de hemoglobina descendieron y los niveles generales de células blancas y colesterol aumentaron. Los linfocitos disminuyeron.

Se emplearon bacterias luminosas (que emiten luz) para detectar los cambios energéticos en la sangre. Se encontraron aumentos significativos en la luminosidad de estas bacterias cuando se las expuso a suero sanguíneo extraído después de haber consumido alimentos cocinados en microondas”.

Aquí se muestra un estudio particular realizado con dos plantas, un recipiente con agua se calienta en el microondas y el otro no, se vierte el agua en las plantas durante 9 días. Este experimento es una farsa, el agua no influye nada en el crecimiento de la planta.

¿Calentar alimentos en un recipiente plástico puede ser peligroso?

Hay que evitar calentar alimentos en recipientes plásticos cuando se usa el microondas. Incluso los plásticos que indican que son seguros para usar en microondas liberan dosis tóxicas de Bisfenol A al contacto con el calor. Este elemento puede producir daños neurológicos en concentraciones altas. Por ello, lo mejor es calentar los alimentos en recipientes de vidrio o cerámica.

¿Por qué es tóxico el bisfenol-A?

Aún en muy bajas dosis, el BPA puede afectar al cerebro, provocar lesiones de próstata, pubertad precoz y favorecer la aparición de problemas de conducta.
Los individuos más vulnerables a esta sustancia son los fetos, los bebés y los niños. Por el momento no se ha demostrado que afecte a personas adultas, sin embargo se están estudiando medidas para prohibir su uso en contenedores de comida para niños o adultos.
Por estos motivos se prohibirá a partir del año 2009 el uso de biberones plásticos en Canadá, medida que seguramente será tomada por otros países. Asimismo, en el año 2009 se concluye un estudio de investigación en Estados Unidos en 5.000 voluntarios que han estado expuestos a esta sustancia. De confirmarse su toxicidad en adultos también se prohibirá su utilización en envases de bebidas y otros alimentos.
Es importante aclarar que no todos los biberones plásticos contienen bisfenol-A, pero es conveniente ante la duda utilizar biberones de vidrio o bien amamantar.

Según unos estudios puede ser malo, según otros no. Si es posible no lo uses y así no tendrás dudas. Úsalo con moderación y lo estrictamente necesario.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 161 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: